El aumento en el costo del crédito y en las cuotas de matrícula en la Universidad de Puerto Rico (UPR) a causa del plan fiscal de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), no solo ha provocado que miles de estudiantes no puedan costear sus estudios, sino que ha limitado la participación de los estudiantes atletas que representan a la institución.

Cayey - Halterofilia
El estudiante pertenecía al equipo de halterofilia. Foto suministrada.

Como parte de los cambios para este nuevo año académico, se limitó la asistencia económica y exenciones de matrícula para los deportistas que recibían otra ayuda económica adicional a la beca atlética.

Christian José Hieu Roig-Laboy, estudiante de segundo año en el bachillerato de Ciencias Naturales con una concentración menor en Biología en el recinto de Cayey, pagaba la factura de su semestre con dos exenciones: la del Programa de Becas del Regimiento 65 de Infantería (beca para hijos o nietos de veteranos) y la beca atlética. Sin embargo, recientemente recibió la noticia de que solo podía elegir una.

“Nunca fue un problema usar ambas exenciones hasta ahora. Tuve que elegir cuál beca me cubría más los estudios, así que tuve que dejar el equipo de halterofilia a causa de no recibir ninguna ayuda económica y no cualificar para la beca federal Pell. Mi deuda actual es de $1,113.50”, indicó el también miembro del Consejo General de Estudiantes.

Hieu Roig-Laboy, residente en Puerto Rico desde sus 12 años y de padres adoptivos puertorriqueños, manifestó sentirse frustrado ante la decisión debido a que sus padres son retirados, no tiene otra fuente de ingresos para cubrir sus estudios y tuvo largos años de preparación para obtener la beca deportiva y representar al recinto cayeyano en eventos como las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria (LAI) 2017 y 2018.

“Representar mi Universidad es un honor, es lo que siempre quise hacer. No solo llevar el nombre de mi Universidad con orgullo en mi pecho, sino inspirar a las futuras generaciones que quieran hacer lo mismo”, añadió el joven.

El líder y atleta de los Toritos de Cayey se vio obligado a abandonar su rol en el equipo deportivo de la institución debido a que la beca atlética redujo su cobertura a tan solo el 50 por ciento del costo del crédito y no puede combinarse con otra beca que no sea la federal, por lo que tuvo que optar por la otra ayuda económica que cubría más.

De acuerdo al estudiante, la JSF debe evaluar los recortes y exenciones para que los estudiantes no deban elegir qué becas tomarán por no poder combinarlas, y en el caso de los atletas, no tengan que dejar sus equipos.

“Yo sigo con la pasión por el deporte, pero no pensé retirarme tan temprano. La juventud está llena de pasión y oportunidades, pero le están apagando el fuego desde ya”, dijo.

No obstante, es preocupante la cifra de atletas que tendrán que obtener un empleo o trabajo adicional, sacrificando sus horas de entrenamiento y desempeño o aquellos que como Hieu Roig-Laboy tuvieron que tirar la toalla y abandonar sus equipos deportivos.

Un comentario sobre “Cambios en la UPR obligan a estudiante a dejar el deporte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s